El Network Marketing como lobby.


El lobby es un grupo de presión, es decir, un colectivo que con unos intereses comunes, va a realizar unas acciones conjuntas buscando conseguir unos objetivos marcados por el colectivo.

Un lobby por tanto se constituye en comunidad, un grupo de personas mas o menos grande, y que intentan influir en la toma de decisiones de otros.
La fuerza del grupo se hace patente en el concepto de "lobby". 
Estos grupos (lobbies) han de estar registrados y tener una regulación interna, es decir, tienen que tener una autorización administrativa con el fin de establecer una transparencia en el conocimiento de sus objetivos. En Europa existe un registro de estos lobbies desde 2008.
Podemos entender que cualquier organización puede llegar a ser considerada como un lobby, por lo tanto un sistema de red como el que trata de generar el network marketing ¿Podría tener esa consideración?
Creo que la respuesta está clara, lo tiene que llegar a conseguir, ya que la idea de conseguir ser influyentes a través de un sistema organizado, es parte de su labor. 

Este grupo estructurado en red y cuya idea es generar un mercado fidelizado y participar del mismo a través de un sistema organizado en red, tiene en aquellos que quieren desarrollar profesionalmente la idea, la responsabilidad de establecer una interlocución entre la empresa y sus afiliados, no solo los generados en su red, también la de todos aquellos que desean participar en el sistema.
La red es importante, pero no es lo más importante.

En muchas compañías esto ya se sabe, procurando por tanto tener siempre como aliado a profesionales del networking que, en un momento dado, pueden presionar y hacer que sus redes se cambien a otras compañias.
Estos líderes tienen el poder que le ofrece las personas afiliadas a su red, y una  responsabilidad, la de conseguir una sostenibilidad de la misma.

Son muchos networkers que conocen y miman sus redes, saben perfectamente que son el auténtico baluarte de su negocio en la industria del networkmarketing y que por tanto desean lo mejor para las mismas, no se trata de empresas, se trata de grandes líderes que trabajan junto con ellas.
Esta claro que es la confianza la que genera el liderazgo en una red, y aunque en los negocios, como en la vida, se trata de conseguir la misma, en un network marketing  esa responsabilidad debe de recaer en los formadores de las redes. La comunicación es la clave, tanto con la empresa, como con la red.
Precisamente es la comunicación lo que peor se desarrolla en esta industria de marketing, en muchas ocasiones por la falta de transparencia de la empresa que desarrolla su expansión mediante redes y en otras por una formación en marketing que se dirige más a la obtención de un tráfico de personas con la idea de "pescar" a alguna de ellas.
Estas formaciones son pan para hoy pero hambre para mañana.
Tener un conocimiento claro de tu trabajo en el networkmarketing, de la empresa a la que te afilias para conseguir los objetivos marcados y saber que es tu red la que mejor tiene que estar formada e informada, es una labor de comunicación entre todas las partes involucradas.